Biblioteca del Prado de San Sebastián: ¿Cultura sí o no?

Un nuevo capítulo en la  carrera por la construcción de la polémica Biblioteca del Prado ha comenzado. El Alcalde asegura que el proyecto seguirá adelante al considerarlo “de interés general“.

prado-san-sebastian

Jardines del Prado de San Sebastián.

Tras llevar un año en ejecución las obras del edificio proyectado por la arquitecta iraní Zaha Hadid, el TSJA dió ayer un varapalo al proyecto, considerándolas ilegales; la construcción de la futura Biblioteca Central de la Universidad cuenta con los apoyos de Junta de Andalucía, Universidad de Sevilla, y Ayuntamiento.

Un grupo de vecinos de la calle Diego de Riaño, con la que linda el edificio, llevaron el proyecto a los tribunales y el alto tribunal les ha dado la razón. Los jueces apelan a la imagen histórica del Prado como espacio libre para rechazar la construcción del edificio: “Así es como conocemos el Prado y como lo reconocemos”, afirman.

Lo que anula el TSJA son las determinaciones respecto a los Jardines del Prado recogidas en Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que reservaban un extremo de este espacio para equipamiento de uso educativo, pensando ya en la construcción de la biblioteca.

La Consejería de Ordenación del Territorio, la Gerencia de Urbanismo, y la Universidad de Sevilla recurrirán la sentencia ante el Tribunal Supremo. El consejero Juan Espadas declaró el dia de ayer que, “por ahora, no se pararán las obras”.

Alfredo Sánchez Monteseirín considera el proyecto del Prado “de interés general” y por otro lado, el Rector de la hispalense, Joaquín Luque Rodriguez,  ha dicho ante diversos medios  que  “la elección del Prado es una manifestación de fe en la cultura y en la función social de la Universidad”.

Ante todo este tira y afloja, surje una pregunta: ¿Qué piensa Sevilla de todo esto? ¿es el lugar ideal? ¿es un mal emplazamiento?…como siempre, el tiempo lo dirá y también vuestros comentarios en este post. Saludos.

Te puede interesar

6 comentarios

  1.   El problema es que les quitan vistas. dijo

    El problema es que a algunos el pisito les va a valer menos.
    Bueno, como es zona verde. Propongo que se quite un kiosco de bebidas y se ponga un servicio social de cáritas pero aprovechando lo existente.

  2.   Juan dijo

    Les recomiendo leer este comentario sobre lo que realmente se está haciendo en el Prado de San Sebastián:
    http://www.trazegnies.arrakis.es/comenblog14.html
    Un saludo

  3.   rafa dijo

    excelente comentario, enhorabuena.

    el editor.

  4.   Germinal dijo

    Es absurdo como se enfoca esto.

    NADIE ESTA EN CONTRA DE QUE SE PONGA UNA BIBLIOTECA.

    Lo que es una estafa es que hagan un parque con el dinero de LA UE QUE SACA A SU VEZ EL DINERO DE IMPUESTOS y a los 7 años se carguen un trozo para poner un edificio público, cuando sin muchos problemas podría construirse LA MISMA biblioteca en uno de los muchos solares de Sevilla.

    Pero claro, dichos solares estan ocupados por empresas de la construcción que lo que quieren es construir más pisos de una manera insostenible para venderlos a precios abusivos.

    No soy ecologista, ¡ni mucho menos!, pero quitar un trozo de parque para poner una biblioteca es una decisión estúpida. Es cortarte un pie para salvar un brazo cuando REALMENTE no hace falta cortar nada.

    Con la excusa de que sera últil a la gente se abre paso a otras barbaridades y que los que gobiernan las ciudades y pueblos se pongan a construir más edificios públicos en zonas verdes EN LUGAR DE EN ZONAS VACÍAS O DEDICADAS A LA ESPECULACIÓN INMOBILIARIA diciendo a todos los que se oponen “vale, nos cargamos esto pero es para poner algo que también esta bien”.

    ¿O quizás deberíamos poner un ranquing? Orden de importancia: primero los monumentos, luego las bibliotecas, luego los parques, luego los edificios administrativos y en adelante usar ese ranquing para construir parques donde antes estaba el Edificio de Hacienda y construir monumentos donde antes había bibliotecas. Siempre sera destruir algo para poner algo mejor, ¿no?.

    Pensad un poco.

  5.   Germinal_Valiente dijo

    La pregunta no es ¿Cultura sí o no?

    La Biblioteca puede ponerse en otro lado.

  6.   agustin dijo

    El pretexto de que se está invadiendo una zona verde no se la cree nadie. Los vecinitos pijos que han denunciado la construcción de la biblioteca de la Universidad de Sevilla lo hacen por otros motivos mucho mas prosaicos, es decir les construyen un edificio delante de sus casas y eso les molesta. Yo llegué a escuchar que algunos de estos “ciudadanos concienciados” pedian al ayuntamiento que “ya que el TSJA habia fallado a su favor, lo mejor que podian hacer con estos terrenos es que les construyeran aparcamientos subterraneos para su uso y disfrute”, hace falta tener cara. Estamos hartos de determinedas actitudes y comportamientos rancios y ultraconservadores de esta santa ciudad que se oponen sistematicamente a cualquier atisbo de cambio que rompa nuestro secular inmovilismo. Todo les molesta: La Torre Cajasol, La biblioteca del Prado, las setas de la Encarnacion, etc, etc. Yo soy partidario de las zonas verdes, particularmente soy un enamorado de la jardineria y de los arboles, pero recuerdo que este parque se hizo justo al lado de otro, gigantesco, el de Mª Luisa, en un alarde de imaginación de la Sra. Becerril, y se hizo en una zona que durante décadas fue un lamentable solar polvoriento, con cuatro paradas de autobuses como única actividad reconocible. Pues bien, yo no recuerdo ninguna queja de los vecinitos de Diego de Riaño exigiendo soluciones, y mucho menos interponiendo denuncias o demandas. Tengo la impresión que detrás de todo esto solo hay mala leche y manipulación política. Si yo fuera vecino de estas calles, estaria muy orgulloso de que se construyera una biblioteca en mi barrio.

Escribe un comentario