Cincuenta aniversario de la muerte de un mito, Juan Belmonte

Hoy 8 de abril se cumplen 50 años de que Juan Belmonte García, al que también llamaban El fenómeno o el Pasmo de Triana, se quitara la vida en su finca de Utrera. En absolutsevilla queremos contarte algunas cosas de su vida, y su leyenda.


Juan Belmonte nació el 14 de abril de 1892 en La Alameda, en lo que hoy sigue siendo el número 72 de la calle Feria, pero muy pronto se fue a la otra orilla, al barrio de Triana. Dicen de él que era un niño inquieto, que desde pequeño se escapaba a las capeas de becerras y al toreo nocturno de las dehesas. Lo cierto es que vistió su primer traje de luces en Elvas, Portugal, con 17 años y debutó con éxito en la Maestranza de Sevilla a matar en agosto de 1910.

Belmonte, que no se movía en la plaza, consiguió dar el paso más importante del toreo, que abandonó el carácter decimonónico para psar al toreo moderno. Su revolución se basa en conceptos: la quietud y el temple ante el toro. Su temeridad y su valor le convirtieron en mito, intelectuales y artistas le admiraron.

Con José Gómez Ortega, conocido como Gallito o Joselito, mantuvo tal competencia que daría lugar a la edad de oro del toreo; nunca se sobrepuso a su muerte, el 16 de mayo de 1920. Dos años después dejó de torear, reapareció tres años después, y aunque su toreo conservaba perfección y hondura, la falta de rivales y de nuevos retos le abocó a un nuevo retiro en 1927. Volvió, una vez más, en 1934, para retirarse definitivamente el 29 de septiembre de 1935.

Se dedicó a la ganadería brava en su finca Gómez Cárdeña en Utrera, Sevilla, lugar que abandonaba para frecuentar Madrid, y el círculo de intelectuales y artistas. En esa misma finca, el 8 de abril de 1962, después de pasar 3 horas montando a caballo, volvió a su casa y se pegó un tiro. Como Joselito, está enterrado en el cementerio de San Fernando.

Te puede interesar

Escribe un comentario