De nuevo llora San Pedro en Sevilla

Anoche muchos nos vimos sorprendidos por el repiqueteo de las campanas de La Giralda. A la hora en la que dicen que cantó el gallo, y que San Pedro lloró, sonaron por los “cuatro costaos” las campanas de la Torre, y hoy, festividad de San Pedro lo volverán a hacer. Son las conocidas como Lágrimas de San Pedro.

jaeja-giralda-y-catedral

Fue Rogelio Gómez y el padre Estudillo quienes se empeñaron en recuperar esta tradición, y lo consiguieron en 1986 con los clarineros de la Banda del Sol. Si no hubiera sido porque el padre Estudillo se acordaba de la melodía de las Lágrimas y se la enseñó a los ministriles de Álvarez-Ossorio, se habría perdido hasta la música de este patrimonio intangible. La cita es a las 9:30 de la mañana y al mediodía.

Hoy, como ya lo hicieron anoche, subirán a la torre los clarineros y alabarderos de la Banda del Sol y con sus celestes uniformes evocarán a los de la banda del Regimiento de Caballería Sagunto 7 que tocaron la melodía por última vez en 1961.

Esta tradición parte de 1403, cuando, al volver el infante Don Fernando de la conquista de Antequera, se hicieron grandes regocijos y repiques y luminarias en la noche de San Pedro. Se interrumpe esta tradición entre 1839 y 1865 reanudándose a partir de entonces y sin interrupción hasta 1961. En 1983, a instancia del escritor Antonio Burgos y del comerciante sevillano Rogelio Gómez, se solicita al Cabildo Catedral autorización para que 6 componentes de la Banda de Nuestra Señora del Sol interpreten las desaparecidas Lágrimas de San Pedro, petición que se hace en años sucesivos hasta que en 1986 el Cabildo aprueba definitivamente que se interprete la desparecida partitura desde el campanario de la Giralda.

Te puede interesar

Escribe un comentario