El año que viene sí beberemos agua de Melonares

Por fin (al menos eso es lo que parece) los sevillanos podremos beber agua del Pantano de Melonares, y es que desde que comenzaran las obras muchas han sido las vicisitudes que ha sufrido el proyecto. Un proyecto que se pensó en un principio para riego agrícola y que ha terminado siendo pantano de abastecimiento para consumo humano.


La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha puesto por fin fecha para que Melonares abastezca de agua a Sevilla y su área metropolitana, será en 2014. Con esta intervención se permitirá la llegada de agua con mucha cantidad y calidad a 1,2 millones de habitantes residentes en 38 municipios sevillanos.

Parece que las obras de conexión con el sistema de abastecimiento sevillano ya comenzaron el pasado año, el 2 de octubre, después de que en julio se iniciaran los trabajos con el desarrollo de prácticas geotécnicas y la expropiación de los terrenos necesarios. Estos trabajos, han vuelto a pasar a la gestión de la CHG desde la Junta con una inversión mínima, de cerca del 1 por ciento, después de que por 3 años lo hicieran de fondos europeos. La inversión global del proyecto ha sido de 41,55 millones de euros.

El embalse tiene una capacidad de almacenamiento de 186 hectómetros cúbicos de agua. El pantano se sitúa sobre el río Viar, aguas abajo del embalse del Pintado, será de uso exclusivo para abastecimiento urbano y proporcionará unos 34 hectómetros cúbicos al año, que se sumarán a los 114 hectómetros cúbicos que tiene en la actualidad el conjunto de embalses que abastecen a Sevilla y su área de influencia.

Te puede interesar

Escribe un comentario