El bronce se llama Miguel Berrocal

Desde el 4 de Febrero hasta el 26 de Marzo se podrá contemplar en Sevilla la Exposición del Maestro escultor malagueño Miguel Berrocal (Villanueva de Algaidas, 1933 – Antequera, 2006)  titulada “Guerreros y Toreros”. Un total de 12 piezas componen esta muestra única.

miguel-berrocal-guerreros-y-toreros-sevilla-febrero-2009

Miguel Berrocal. 1983

la muestra

El montaje de los 10 “Almogáraves” de bronce de Berrocal incluye en su desarrollo museístico al aire libre de la Plaza Nueva el gusto por la perspectiva,  por la mirada oculta del maestro que parece estar viendo su propia obra en el contraluz del cénit solar, sonriéndose plácidamente de las interpretaciones del público,  pergeñando desde la sombra con lápiz invisible otra nueva pose, inventando el volúmen interno del héroe, la forma pura ya deconstruida y vuelta a enlazar con la certeza de lo esencial. Dos grandes torsos de kevlar y fibra de carbono de mayores dimensiones recuerdan como  este insigne malagueño fue capaz de incluir los materiales tecnológicos en los glosarios de términos de la historia de la escultura del siglo XX. Dos gorriones enamorados se posan como estilitas eventuales sobre la gran masa tórsica de la figura central de la exposición. Berrocal llegó a su Itaca con esta retrospectiva que nos muestra la levedad del volúmen de sus torsos suspendidos en el aire como pompas de jabón de bronce, con una extraña y antigua fuerza expresiva, griega, barroca, compleja.

berrocal-001

Miguel Berrocal, 1983

El artista

En el catálogo de la Exposición, organizada por el Ayuntamiento de Sevilla y Unicaja, podemos leer:

” La meticulosidad y precisión en la realización de complejas piezas manipulables, la exactitud de los diseños y los posteriores ensamblajes, dan como resultado elementos escultóricos formados, a su vez, por otras piezas que tienen una identidad propia.”

A partir de 1962, y merced a las dificultades en el montaje de las piezas de sus obras, el escultor comienza  a seriar la producción, repitiendo los mismos temas en dimensiones distintas. Gracias esto, su lenguaje plástico adquiere una solidez magistral. A partir de 1974, Berrocal fue depurando su estilo de tal forma que fue llamado a exponer en los mejores museos del mundo y a convertirse en uno de los símbolos de la escultura universal. Su estilo se depuró extraordinariamente, fabricando una mecánica nueva y personal, sencilla, sintética, universa.

Te puede interesar


Un comentario

  1.   Rafael Rosa dijo

    Aquí mismo podéis ver este primer avance de la Feria del Toro.

    http://www.absolutsevilla.com/ix-feria-mundial-del-toro-2009-en-sevilla-la-mujer-y-el-toro/

    saludos

    rafael.

Escribe un comentario