El Gran Poder recuperará próximamente sus cultos habituales

La Hermandad del Gran Poder ha tenido que tomar la decisión de proteger la figura de su titular con una mampara, hasta la altura de los hombros, como medida preventiva para tratar de evitar actos vandálicos, como el sucedido en el pasado mes de junio.

La imponente obra del imaginero del siglo XVII Juan de Mesa tuvo un serio percance, a final del mes de junio, cuando un agresor le arrancó un brazo. Fue imputado de un delito contra el patrimonio histórico y apartado provisionalmente de su trabajo en Instituciones Penitenciarias.

El rodear la imagen del Gran Poder de esta medida de seguridad es la alternativa más adecuada que ha visto la Hermandad para que se pueda normalizar el culto. El habitual besa pié tuvo que ser suspendido y sólo se celebraba los viernes con seguridad privada.

La mampara llegaría hasta los hombros de la imagen y protegería el pedestal y las barandillas de los laterales, donde se apoyó el vándalo para forzar la rotura del brazo del Gran Poder.

Esta medida de seguridad se piensa que podrá quedar instalada en este mes de septiembre; tras la misma, de manera inmediata, se recuperarían los cultos y actos que se realizan en torno al Gran Poder.

Otras hermandades sevillanas como la de Pasión y los Gitanos tienen prevista la adopción de medidas de seguridad, como la colocación de cámaras de vigilancia para control del personal que accede a los templos.

Te puede interesar

Escribe un comentario