Esquiar en Sevilla y sobre un lago

Reconocemos la dificultad de esquiar en Sevilla, pero desde septiembre el Parque del Alamillo acogerá unas instalaciones para la práctica del cable-ski, no es lo mismo que la montaña o el mar pero… es lo que hay. El espacio elegido es uno de los lagos artificiales, y aunque será inaugurado en otoño aún se desconoce la fecha concreta.

cable-ski

El cable-ski es un novedoso deporte que combina lo mejor del esquí náutico y el wakeboard, mezcla de skate, surf y esquí acuático. Para su práctica no es necesaria la utilización de una lancha pues los deportistas están unidos a un cable que los remolca por la superficie. El mecanismo se basa en dos cables en paralelo con ganchos metálicos, que son los que permiten que la cuerda sea anclada y unida al deportista. Estos cables suelen estar situados, entre 5 y 7 metros de altura. Como el impulso viene de la parte superior facilita el aprendizaje de saltos, piruetas, acrobacias y otros trucos.

Para potenciar este deporte se va a establecer una variedad de tarifas y precios especiales para jóvenes, grupos, clientes habituales y colectivos de especial interés. El precio estimado para los federados es de 10 euros para la entrada por un día y un bono anual de 250 euros.

Si el clima hace imposible practicar el esquí alpino en Sevilla, al menos sí permite disfrutar de este deporte casi todo el año. Así que ánimo y a esquiar, que ya se puede.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario