Francisco Rivera deja los toros

Sin cortarse la coleta, pero dejando claro que se retira como torero, Francisco Rivera Ordoñez mató en la plaza de Zaragoza, en las pasadas fiestas del Pilar, su útimo toro.

Bisnieto de Cayetano Ordóñez, nieto de Antonio Ordoñez e hijo de Francisco Rivera Paquirri nació en Madrid en 1974, y no puede negar que por sus venas corre sangre torera, Casualmente su hermano Cayetano también se despidió hace unos días de la profesión de manera temporal. Por sus venas fluye el toreo.

Francisco comenzó su carrera apoyado por el maestro Ordóñez, su presentación como novillero fue el 7 de agosto de 1991, en Ronda, en la plaza que regentaba en aquel momento su abuelo, quien le representó en esos comienzos. Debutó con caballos en esa misma plaza, el 31 de mayo de 1992, aunque su debut fue en Las Ventas, el 25 de abril de 1994, alternando con Rodolfo Núñez y Víctor Puerto, con novillos de Torrestrella.

Tomó la alternativa como matador de toros a los 21 años, el 23 de abril de 1995, de la mano de Juan Antonio Ruiz Espartaco en la Real Maestranza de Sevilla, Jesulín de Ubrique hizo de testigo.
Los que entienden de esto dicen que al decir adiós, desaparece el último eslabón de una importante dinastía taurina, y pudiendo haber llegado a lo más alto se quedó a medio camino.

Te puede interesar

Escribe un comentario