Greenpeace contra la caza de ballenas en Islandia

La siguiente carta es parte de una ciberacción de Greenpeace, que ya cuenta con más de 20.000 adhesiones. Os dejamos el texto completo.

estatua

Protesta de Greenpeaca ante la embajada japonesa en Holanda.

Recientemente, los islandeses eligieron a la nueva Primer Ministro Johanna Sigurdardottir, que antes de las elecciones manifestó claramente su postura contra la legalidad de la caza de ballenas en el país.

Este mes, Sigurdardottir tiene la oportunidad de cumplir sus promesas, terminar de una vez por todas con décadas de una política dañina y convertir a Islandia en un líder mundial de la conservación de ballenas.

Pedile a la Primer Ministro de Islandia que cancele la cuota de caza comercial de ballenas del país, y asegure que el representante de su país en la Comisión Ballenera Internacional vote a favor de la conservación de estos cetáceos.

Islandia es ya una nación líder en el aprovechamiento de la energía renovable, pero el tema de la caza de ballenas es un obstáculo constante para que el país se convierta en un verdadero líder mundial del medio ambiente. Detener la caza de ballenas y en su lugar promover el ecoturismo y el avistaje como una alternativa también aportaría importantes beneficios económicos a Islandia. Islandia no puede continuar siendo rehén de un pequeño grupo de hombres que quieren cazar ballenas.

Según la Junta de Turismo de Islandia, más de 500.000 personas visitaron el país el año pasado. Casi 115.000 personas lo hicieron por el avistaje de ballenas, y más del 20% de ellos cita la observación de ballenas como una importante razón para visitar Islandia. Este negocio podría generar 117 millones de dólares en ingresos para Islandia, mucho más que el planeado programa de caza de ballenas que en su apogeo la sólo ha generado 4 millones de dólares.

Pedile a la Primer Ministro, que aproveche esta oportunidad para dejar atrás décadas de una política dañina y se convierta en un líder mundial en la conservación de ballenas y la eco-economía. Reclámale que cancele la cuota de cinco años de caza comercial en Islandia comenzando por la temporada de caza de ballenas de aleta este verano boreal. También solicitale que encargue a su nuevo representante en la Comisión Ballenera Internacional que vote a favor de la conservación de ballenas en la reunión de junio.

Muchas gracias por tu compromiso,

Un fuerte abrazo,

Milko Shvartzman.

Saludos desde absolutsevilla.com



Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Ana López dijo

    La semana que viene, o alrededor del 1 de junio, llegará al puerto de Sevilla el Warrior Rainbow, con actividades e información. No hay que perdérselo.

  2.   ORLANDOQUINTEROSANDER dijo

    Sobre la muerte de las ballenas de parte del pais japon POR UNOS DOLARES Dios SE ACUERDA quien es que hace el mal

Escribe un comentario