Iglesia de San Juan de la Palma

Hoy, día de San Juan quiero dedicar este espacio a una de las iglesias y los rincones más bellos de Sevilla, aunque bien es cierto que a veces, no se puede disfrutar de la plaza de San Juan de la Palma, en la que está la Iglesia de San Juan Bautista, pero que todos conocemos por “de la palma”, sede de la Hermandad de la Amargura.

El origen de la iglesia es mudéjar como se puede apreciar es su estrecha portada ojival a los pies del templo, en el arranque de la torre y en la bóveda de su capilla sacramental, que está ornamentada con azulejos y pinturas. Como muchas otras iglesias de la ciudad fue edificada sobre una mezquita.

El templo tiene tres naves con presbiterio, coro a los pies y capillas laterales, sostenidas estas por arcos de medio punto. En el interior del templo encontramos azulejos trianeros.

En la fachada de la calle Feria se puede ver retablo de cerámica con la imagen del Señor del Silencio, obra de Orce Villar. La espadaña está edificada sobre el machón del antiguo alminar de la mezquita, y posee dos campanarios.

La portada del lado de la plaza es del siglo XVIII adintelada y en su parte superior se puede leer una leyenda alusiva a San Juan Bautista. A su derecha hay figura un retablo de cerámica de “Nuestra Señora de la Amargura y San Juan Evangelista” realizado por Manuel de Lastra.

Te puede interesar

Escribe un comentario