La Bienal fuera de la Bienal

Poco a poco va ganando fuerza y adeptos “la otra Bienal” esa que se celebra desde algunos meses antes de septiembre, cuando comienza la Bienal de Flamenco con mayúsculas, y que va sirviendo para abrir boca. La misma que cuando termina la grande se mantiene hasta noviembre, y además es la que más se agradece en tiempos de crisis, porque los espectáculos suelen ser a lo que se llama “precios populares”.

Desde julio hasta noviembre los admiradores del flamenco podremos asistir a más de 150 espectáculos preparados para acompañar a la XVI Bienal de Flamenco, en el que se mezclarán las nuevas tecnologías y el flamenco, con la presentación de nuevas aplicaciones ideadas especialmente para la guitarra.

Ocho academias de la ciudad ofrecerán cursos de formación y se podrá asistir a conferencias, congresos internacionales, nueve exposiciones y, por supuesto, los espectáculos nutren la Off Bienal.

Las actividades paralelas han sido un espacio para los jóvenes, destacamos del 10 al 12 de septiembre Bienal + Jóvenes + Flamencos, en la Alameda de Hércules. También las asociaciones flamencas han programado el ciclo Peñas de Guardia todas las noches de la Bienal a partir de las once de la noche.

Te puede interesar

Escribe un comentario