La plaza de abastos de Heliópolis es otra de las olvidadas

En pleno corazón del barrio de Helióplis hay un mercado en funcionamiento, al que se entra por las calles Lima o Bolivia, y como ocurre con la mayoría de las plazas de abastos de la ciudad sus placeros han visto como se marchaban clientes y tenderos.

Después de nueve años de obras, los que aún quedaban por allí vieron con ilusión su apertura y esperaban que de nuevo los vecinos fueran hasta la “plaza” a comprar, pero el mercado sigue sin aislamiento y eso que en junio de 2010 el Ayuntamiento instaló aire acondicionado, pero solo frío en los puestos, y los placeros siguen esperando un aparato que también dé calor. Además al poco tiempo de instalarlo se estropeó y el consistorio, a pesar de las reclamaciones de los comerciantes, aún no lo ha reparado.

Por otro lado son los propios placeros los que se encargan del mantenimiento y limpieza del edificio. Hasta ahora todas las quejas se habían remitido al anterior equipo de gobierno, con el de ahora aún no han tenido contacto.

La plaza de abastos de Heliópolis se encuentra en un edificio histórico y protegido de la Exposición Iberoamericana de 1929, en su momento fue iglesia, se cedió al colegio del Claret pero ya hace cinco décadas que acoge el mercado del barrio.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Mari dijo

    en que pais esta se encuentra este barrio heliopolis?

Escribe un comentario