Los ciudadanos suspenden al ayuntamiento

Según el Barómetro Socioeconómico de Sevilla de la Fundación Antares ciudadanos (y ciudadanas) suspenden los grandes proyectos del ayuntamiento. La nota más baja, un 3,59 la recibe la obra de la Plaza de la Encarnación, un punto más es el plan que restringe con cámaras el tráfico del centro; también suspenden el sentido único de la calle Luis Montoto y de la ronda histórica, y la Torre Cajasol.

Los problemas que los sevillanos sienten como más importante es el paro y el tráfico, y en este sentido un detalle: el rechazo es casi absoluto a la supresión-fusión de líneas de autobuses de Tussam para aliviar las deudas de la empresa municipal.

Y los proyectos que sí aprueban, que también hay alguno, son la restauración de la Plaza de España, los pasos subterráneos del Tamarguillo y de la avenida Bueno Monreal-La Palmera y la peatonalización de San Jacinto ahora que por fin está terminada.

En cuanto al balance global que los sevillanos dan al gobierno de Monteseirín en los últimos cuatro años (desde las últimas elecciones municipales de 2007), no llegan a la mitad los encuestados satisfechos.

Estas conclusiones se han obtenido de 440 encuestas realizadas entre el 15 y el 22 de diciembre. El Centro Andaluz de Prospectiva, organismo encargado de hacer el sondeo, recoge las tendencias de opinión de los sevillanos respecto a la gestión política de los proyectos en marcha o ejecutados en la ciudad de Sevilla.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario