Los dulces de los conventos toman el Alcázar

Ya se nota que se acerca la Navidad y no solo porque se haya iluminado el centro de Sevilla, sino porque en el Día de la Constitución, comienza en el Alcázar la XXVII Exposición de Dulces de los Conventos de Clausura de Sevilla, en el Salón Gótico. A esta muestra acuden 19 monasterios de la capital y la provincia y estará abierto hasta el Día de la Inmaculada, 8 de diciembre en horario ininterrumpido de 10 de la mañana a 7 de la tarde.

Esta es una ocasión única para comprar deliciosos dulces de receta tradicional, a la vez que innovaciones, y todo ello sin desplazarse. A pasar de la crisis, y aunque las ventas se han visto mermadas, en este tipo de productos las ventas son continuas, hay que tener en mente que para las monjas de clausura que se dedican a la repostería este es su medio de vida y la cita se convierte en uno de los ingresos más fuertes del año,

Las religiosas de la capital de las que se pueden degustar sus dulces son las de Santa Paula (jerónimas), San Leandro (agustinas), Santa Inés (clarisas), San Clemente (cistercienses), Nuestra Señora del Socorro (concepcionistas franciscanas), Madre de Dios (dominicas) y Santa Ana (carmelitas descalzas).

Las doce comunidades de la provincia son jerónimas de Constantina y Morón, las dominicas y aliadas carmelitas descalzas de Écija, clarisas de Marchena, Morón y Carmona, mercedarias de San Andrés de Marchena, mercedarias de la Encarnación de Osuna, y las agustinas de Nuestra Señora de la Paz. Las novedades de este año son las clarisas de Estepa y de Alcalá de Guadaira.

Te puede interesar

Escribe un comentario