Lugares interesantes: el Museo del Baile Flamenco


Hay pasiones que merece la pena vivir. Hay sueños que terminan convirtiéndose en realidad. Le sucedió a la bailaora Cristina Hoyos, más que enamorada del duende flamenco, tras muchos días y noches de magia en sus espaldas,… lo consiguió: tener su propio museo dedicado a un mundo que convirtió en mucho mucha que una profesión. Se trata del Museo del Baile Flamenco, proyecto del que la bailaora es promotora y que lleva ya varios años siendo punto de encuentro imprescindible de amantes del género aficionados o profesionales.

El Museo del Baile Flamenco respira arte en cada una de sus esquinas. Algo que se aprecie nada más poner los píes en él. Se encuentra situado en el corazón de la ciudad, en pleno casco histórico con la vieja y sabia giralda observándolo desde muy cerca. Está ubicado nada menos que en un antiguo edificio del siglo XVIII lo que le aporta más encanto aún.

En su primera planta podemos conocer los orígenes del flamenco, sus principales palos y su historia así como hacer un recorrido por la vida y obra de cantantes y bailaores relevantes. La segunda planta suele destinarse a exposiciones temporales de diversas disciplinas -moda, pintura, literatura, cine, etc.- que traten sobre el arte del flamenco. Se organizan además clases de baile y talleres didácticos que se imparten en el sótano.

Te puede interesar

Escribe un comentario