Madre María de la Purísima, se acerca el momento de su beatificación

Se aproxima la ceremonia de beatificación de la Madre María de la Purísima y los detalles van ultimándose. El Estadio Olímpico de Sevilla tiene ya cerca de 60.000 solicitudes para vivir de cerca este multitudinario acto que tendrá lugar el 18 de septiembre.

El énfasis puesto por las Hermanas de la Cruz y la organización de la beatificación en que todo el mundo que quisiera estar presente durante la beatificación no tuviera problemas de espacio, hizo descartar la Catedral o la Plaza de Toros, pensando, sin más dilación, en el Estadio Olímpico en el que la única frontera de aforo será la que indique la propia seguridad de los asistentes.

Alrededor de 400 autobuses de fuera de toda España, varios AVE desde Madrid y un número importante de aviones procedentes, sobre todo, de Italia o Argentina, traerán a un número importante de personas que quieren asistir a la beatificación de la Madre María de la Purísima. En Sevilla capital habrá un servicio de lanzadera desde La Barqueta.

Para la ceremonia se contará con la asistencia de varios cardenales, más de 30 0bispos y unos 600 sacerdotes. Está asegurada el que todo el mundo que quiera tomar la comunión durante la ceremonia litúrgica pueda hacerlo gracias a los 200 ministros distribuidos por los vomitorios del Estadio, con copones donados por las hermandades y cofradías de Sevilla.

Acontecimientos de las características de la Beatificación de la Madre María de la Purísima se han sucedido en Sevilla. Un ejemplo: en 1992, Juan Pablo II celebró la ceremonia de Beatificación de Sor Ángela de la Cruz en el Campo de la Feria. En la misma estuvo presente la Madre María de la Purísima.

La liturgia de la celebración litúrgica se celebrará en un altar austero, a la par que noble y sencillo. Se construirá un estrado, a diversos niveles de altura, en la zona del gol sur del Estadio Olímpico con los elementos básicos de la celebración: el altar, el ambón desde donde proclamar la Palabra de Dios (ambos de la Catedral) y la sede, desde donde presidirá Monseñor Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, también usada por  el Papa Juan Pablo II en su visita de 1993.

Te puede interesar

Escribe un comentario