Más morosos, pero también más dinero en las arcas municipales

Las arcas municipales también están viviendo retrasos en los pagos de impuesto, y es que los vecinos también están priorizando sus pagos y esto afecta al padrón fiscal, así la recaudación del IBI, el impuesto de vehículos y los vados, junto al resto de tasas municipales se han reducido un 2% al año, tanto en el periodo voluntario de pago como en el ejecutivo, y con recargos y el embargo en última instancia y si lo comparamos con el año 2009, supone casi un 6%.

Según los datos del Opaef, el Organismo Provincial de Asesoramiento Económico y Fiscal de la Diputación, el porcentaje de recaudación voluntaria rozó el 83% en 2010 y bajó al 81% en 2011. Además se ha dado un importante aumento de las solicitudes para fraccionar los pagos.

Y lo curioso es que ante esta situación, los municipios, en su mayoría han optado por subir los impuestos como alternativa a los ingresos procedentes del urbanismo. Al final los números dicen que el porcentaje de morosidad aumenta, pero la recaudación se incrementó en números absolutos en el primer semestre de este año con respecto a 2011. Pasó de 104 a 131 millones de euros.

Te puede interesar

Escribe un comentario