Recuperación de un nuevo jardín para la ciudad

El Jardín Americano abre de nuevo hoy sus puertas. Sevilla rescata una de las joyas de la Expo 92 y que ha estado abandonado casi veinte años. Ahora cuenta con algo más de 350 especies de las 615 que llegó a tener. Se abre con 1000 metros cuadrados más que cando se construyó y se recupera el Paseo de la Ribera, atravesado por un carril bici, abierto las 24 horas.

El proyecto de recuperación del Jardín Americano ha pasado por distintas fases y Gerencias, desde Agesa, el Gobierno central, la Junta y el Ayuntamiento. Y no fue ni al final de 2004, ni en 2005 o 2006. Los trabajos comenzaron en enero del 2009, tras haber retomado la idea la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y el Ayuntamiento, en un acuerdo alcanzado en 2008.

La actuación ha supuesto recuperar 3 hectáreas en total de Paseo de Ribera: un camino que discurre desde el Jardín Americano hasta el Parque del Alamillo. Con una longitud de 4,5 kilómetros discurre por un bosque de galería en el que destacan álamos blancos, sauces, fresnos, chopos o adelfas y cuenta con dos pantalanes sobre el río que ejercen la función de miradores. Dentro del jardín se encuentra el Pabellón de la Naturaleza, que contendrá un aula bioclimática, en la que se invertirán 336.000 euros.

En total, está compuesto de 10 espacios que conforman un área verde de 2 hectáreas, público y con intenciones de intercambio con América para seguir ganando especies.

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Guille dijo

    ¿carril bici abierto 24 horas? Hoy hemos participado en el Día Metropolitano de la bicicleta y hemos pasado por el nuevo Paseo de RIbera. A la vuelta, hemos intentado pasar por el mismo sitio pero… nos hemos encontrado una cancela con candados cortando el carril-bici. Le hemos preguntado a un vigilante jurado y nos ha dicho que han recibido la orden de cerrar el carril-bici… Así que ha estado abierto poco más de una hora, no 24.

  2.   Ana dijo

    Vya, lo siento Guille, yo pasé justo al mediodía y sí estaba abierto. Lo curisoso es que lo cogí en el Teatro Central, y pensaba que tenía algún acceso al Puente de la Barqueta y no es así, ¿es que a nadie se le ha ocurrido diseñarlo? Me ha parecido un poco chapuza todo.
    Por cierto os vi por el Alamillo, y érais un montón. Enhorabuena por la convocatoria.

Escribe un comentario