Sevilla, una ciudad alegre y andaluza

Catedral de Sevilla

Catedral de Sevilla

Sevilla, es una ciudad típicamente andaluza aunque su influencia arquitectónica musulmana es uno de los aspectos más llamativos.

La historia nos muestra que Sevilla fue hogar de famosos e “infames” personajes. No en vano, Santa Teresa de Ávila, nunca tuvo mucha simpatía por la ciudad como para fundar en ella un convento, dado que decía que esta tierra “estaba tocada por la mano del diablo”.

Es conveniente acudir al alquiler de coches en Sevilla para poder explorar con detenimiento cada uno de los rincones llenos de encanto.

Es importante destacar que Sevilla está muy dentro del corazón de la cultura andaluza, punto neurálgico de la tauromaquia y del flamenco. Es imperdible el recorrido histórico para disfrutar de unas buenas tapas y una copita de jerez o manzanilla. A pesar del paso del tiempo, Sevilla conserva muchas de sus tradiciones.

En el casco histórico de la ciudad, se encuentra el Barrio de Santa Cruz, de origen moro y judío, hoy podemos disfrutar de una fantástica herencia urbanística. Aquí encontramos todo tipo de monumentos y lugares de interés para visitar, como la Catedral, la Giralda, el Palacio Arzobispal, el Patio de los Naranjos, el Alcázar, etc.

El Parque de María Luisa cautiva con su flor exótica toda la zona del río y el centro histórico de la ciudad. Tanto los ciudadanos como los turistas pueden visitar atractivas plazas y espacios verdes de recreación.

Es muy agradable dar un paseo en barco por el mítico río Guadalquivir.

Foto vía:flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario