Sevilla y sus encantos otoñales

Puente de Triana

Sevilla realza sus aires señoriales cuando llega el otoño, y recrea su oferta turística potenciando las bondades y atractivos de su matiz más urbano. En esta cálida estación vale la pena disfrutar de las plácidas tardes contemplando las típicas fachadas con sus patios andaluces.

La calidez del otoño se encarga de afinar los rasgos más distintivos de Sevilla en lugares clásicos como la plaza del Cristo de Burgos. Es mediodía.

A lo largo de tu paseo podrás observar cómo el sol borra sutilmente los perfiles de la piedra en la fachada de San Pedro.

Al atardecer Sevilla se viste con colores pastel, abandona a los matices rosados y de malva que la galardonan durante la mayor parte del día.

Otoño es una época ideal para programar una escapada a Sevilla, ya que el clima posibilita la realización de todo tipo de excursiones y paseos, sin el calor agobiante tan notorio en los meses de verano.

Estos meses son ideales para programar visitas a los museos, emprender los itinerarios sugeridos por la ciudad, deleitarse con lo mejor de la gastronomía local y disfrutar de los tradicionales espectáculos de flamenco local.

¿A qué esperas para programar tu escapada?

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Flamenco dijo

    Si es que Sevilla es única en cualquier época del año!!!

Escribe un comentario