Triana, un barrio de Sevilla con historia milenaria

triana_1

El Barrio de Triana despierta sensaciones nostálgicas en todos los paseantes que se animan a descubrir sus rincones más emblemáticos. Su estratégica ubicación, junto al río Guadilquivir, lo han convertido en el principal escenario donde se asentaron los primitivos pobladores fenicios (casi 9 siglos antes de Jesucristo).

Este famoso barrio ha sido fiel testigo de numerosos acontecimientos históricos, razón por la cual está impregnado en las tradiciones más representativas de la región. En los últimos años, se ha posicionado como uno de los destinos preferidos por parte de famosos artistas que desean renovar sus fuentes de inspiración.

De todos los hoteles en Sevilla, los que están situados en el barrio de Triana, son especialmente valorados por su privilegiada ubicación y ofrecen el punto de partida ideal para recorrer las mejores rutas culturales por la región.

triana_2

El Puente de Triana, además de ser uno de los símbolos más importantes de Sevilla, está considerado como un emblema que expresa la identidad de los lugareños. El mismo, denomido oficialmente como “Puente de Isabel II“, fue construido entre los años 1845 y 1852.

Durante los meses de verano, los sevillanos tienen la costumbre de pasear por la zona ubicada entre el Puente de Triana y la Torre del Oro, un lugar lleno de encanto donde se fusionan armoniosamente la tranquilidad y la belleza inmejorable del entorno urbanístico. Las terracitas y las tabernas ofrecen la excusa ideal para disfrutar lo mejor de este lugar junto a una buena compañía, especialmente cuando llegan las noches de verano.

¿Qué esperas para hacerte una escapada a Sevilla y descubrir el encanto de Triana?

Te puede interesar

Escribe un comentario