Ya huele a feria en Mairena del Alcor

Para los que tienen ganas, pero que muchas ganas de feria, entre los días 23 al 26 de Abril se celebra la primera de la temporada :  La Feria de Mairena del Alcor, la más antigua de Andalucía.

Cartel de La Feria de Mairena del Alcor

El evento

Hasta el domingo 26 que se clausurará con fuegos artificiales, como manda la tradición, este año también se puede disfrutar del Concurso de Caballos y Enganches, las comidas populares en la Caseta Municipal, donde a  a cada visitante se obsequiará con un chocolate con churros, (detalle de las churrerías), concurso de sevillanas, orquesta, grupos flamencos y mucha fiesta. El abono de aparcamiento cuesta 35 euros, y además hay un autobús con horario especial y tarifa única de 2 euros.

Cartel

Miguel Tortorici ha sido el ganador de la XVI Edición del Concurso que convoca la Delegación de Cultura para la creación del cartel anunciador de la Feria 2009 de Mairena del Alcor  . El jurado lo eligió entre 14 obras presentadas al concurso nacional. La cuantía del premio es de 1.800 euros.

Historia

La Feria de Mairena data de 1441. Por concesión del rey Juan II de Castilla a Pedro Ponce de León, señor de Mairena, acudían ganaderos y comerciantes de toda España. De su importancia ofrecen testimonio escritores como Gustavo Adolfo Bécquer o Serafín Estébanez Calderón. Dice la tradición que hasta la aparición de la Feria de Abril de Sevilla, en 1847, todas las ferias anteriores se regían por los esquemas rígidos de las ferias-mercado, principalmente de ganado, en las que el elemento lúdico apenas ocupaba un papel secundario como celebración de alguna venta afortunada, o del breve esparcimiento de los propios mercaderes y compradores. Pero con la Feria de Sevilla, señalan algunos historiadores, se añade un nuevo sentido a la celebración ferial incorporando al mercado de ganados y productos agrarios una celebración festiva. Aunque La Feria de Sevilla en sus primeros años está organizada de forma muy similar a la de Mairena: su sistema de mercado, las tiendas, incluso la distribución espacial del recinto, salvando las lógicas diferencias.  El modelo desarrollado en Mairena entre 1750 y 1850 es el de una feria que ya mezcla esos dos componentes esenciales, el mercado y la fiesta.

Te puede interesar

Escribe un comentario