El Centro Andaluz de Flamenco digitaliza sus fondos

El CAFCentro Andaluz de Flamenco – ha digitalizado el 40% de sus fondos sonoros, fílmicos y documentales, de los cuales ya se puede consultar el 25%. De este modo, se salvaguardan registros sonoros y visuales de una indiscutible importancia.

la-nina-2

Pastora Pavón, La niña de los peines.

Estos fondos ya digitalizados se almacenan en un nuevo soporte tecnológico adquirido específicamente para garantizar el futuro de estas páginas de la historia de la música andaluza. De continuar al mismo ritmo, se cumplirá el objetivo de contar con el 60% de los actuales fondos digitalizados en tres años.

A pesar de encontrarse físicamente en Jerez, el CAF está presente en todas las provincias andaluzas gracias a los Puntos de Información de Flamenco. En Sevilla uno de estos puntos se encuentra en la Biblioteca Pública Infanta Elena.

No se trata de un acceso libre por Internet a los documentos, que no pueden ser descargados, pero sí consultados.

La universalización del cante jondo andaluz viene dada, en parte, por iniciativas como ésta,  aunque cabría  preguntarse si la divulgación de la idea llegará de forma efectiva al sector de población que aún no maneja internet ni tiene acceso a las bibliotecas de forma efectiva, es decir, a los sectores menos favorecidos de la población, y qué se hace en este aspecto. Quizás un buen método sería subvencionar ordenadores para las peñas flamencas, por que si no, ” es como si nos invitaran al cine y tuviéramos que pagar la entrada “, podría pensar más de un peñista…

informaron Rafa Rosa y Ana López.

Te puede interesar


2 comentarios

  1.   Ángel Lozano dijo

    ¡Qué casualidad! precisamente estoy leyendo una biografía de la Niña de los Peines, publicada por la editorial Almuzara. Se la recomiendo a todos los que les guste el flamenco. La figura de esta mujer no ha sido reconocida en su justa medida, y el Centro Andaluz de Flamenco debería hacer algo. Saludos a todos los amantes del flamenco.

  2.   Rafael Rosa dijo

    muchas gracias por tu reseña Angel,

    Rafael.

Escribe un comentario