Sevilla rinde homenaje a la Duquesa de Alba en la recuperación de los Jardines de Cristina

En este final caluroso del mes de mayo sevillano lo más granado de la sociedad hispalense se dió cita en los recuperados Jardines de Cristina de Sevilla para homenajear a Cayetana Fitz-James Stuart, Duquesa de Alba, a la que la ciudad sevillana homenajea por su aportación a la ciudad sevillana.

El homenaje es una escultura en bronce de Sebastián Santos Calero, que ha donado el autor a la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría. En los procesos de función ha contado con la colaboración de la Real Maestranza de Caballería; la Cámara de Comercio de Sevilla; la Confederación de Empresarios de Andalucía y la Fundación Cruzcampo.

El primer edil en funciones del ayuntamiento sevillano Alfredo Sánchez Monteseirín expresó la preocupación de Cayetana por el patrimonio de la ciudad con la siguiente aseveración: «Cayetana o mira Sevilla desde una atalaya, ve la ciudad desde cierta altura, pero también se preocupa por las pequeñas cosas».

Tras la intervención de Monteseirín y de la Presidenta de la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría, Isabel de León, marquesa de Méritos, la Duquesa de Alba dirigió unas palabras al alcalde electo Juan Ignacio Zoido, confirmando su seguridad en que «conservará el aire y el estilo de la ciudad; esperemos que no se tiren más casas antiguas porque Sevilla no hay más que una».

Cayetana de Alba estuvo rodeada de sus mejores amigos Curro Romero, Carmen Tello, Antonio Burgos, Isabel Herce, Victorio y Lucchino o Jesús Quintero y de sus hijos, salvo Jacobo, que no pudo estar presente.

La Duquesa de Alba mostró su agradecimiento a Sevilla con estas bonitas palabras: “la ciudad más maravillosa del mundo de la que me enamoré desde el primer momento”. La Banda Sinfónica Municipal de Sevilla clausuró el homenaje con unos bonitos pasodobles.

Te puede interesar