Los restos de la Duquesa de Alba se quedan en Sevilla

Duquesa de Alba

A lo largo del tiempo, en este blog hemos hablado de la Duquesa de Alba por diferentes motivos. En este enlace puedes consultar uno de los artículos que escribimos sobre ella, y no sabemos, el tiempo lo dirá si este es el último post que le dedicamos, para decir que las cenizas de Cayetana Fitz-James Stuart se quedarán en el altar mayor del templo de la Hermandad de los Gitanos.

En algún  momento se barajó la posibilidad de que sus cenizas se repartieran entre Sevilla y el panteón familiar de Loeches en Madrid, donde descansan todos sus antepasados y sus dos primeros maridos, Luis Martínez de Irujo y Jesús Aguirre. Pero al final, y como sucedía con ella en vida, la pasión pudo y se quedará en su amado barrio de San Román.

Y es que, Doña Cayetana había mencionado en varias ocasiones que no le gustaba el panteón de Loeches, que fue mandado a construir por su padre a imagen y semejanza del de los Austrias en el Monasterio de El Escorial.

Además, la duquesa aseguraba que estando en Sevilla toda la gente que quisiera podría ir a verla. De hecho pudimos comprobar cómo la iglesia de los Gitanos se ha convertido en un ir y venir de curiosos, y aristocracia dándole el último adiós.

Hasta el nuevo Duque de Alba, su hijo mayor, ha enviado un comunicado agradeciendo las numerosas muestras de cariño que les han llegado estos días.

La que fue considerada una mujer liberal y díscola, sus 50 títulos nobiliarios, llevó una vida independiente y polémica que la mantuvo en las portadas de la prensa española del corazón.

Te puede interesar

Escribe un comentario