Ruta por las paredes de Sevilla

En el paseo Rey Juan Carlos I, o sea, en la ribera del Guadalquivir es la única zona legal de la ciudad donde se pueden hacer grafitis, sin embargo no es el único lugar donde se pueden contemplar obras de este arte urbano.

paredes de SVQ

Si seguimos hasta Plaza de Armas podemos ver el Bebé que duerme del reconocido grafitero granadino El niño de las pinturas.

Y en el polígono San Pablo hace un par de años se trabajó con muralistas de todo el mundo y se pueden visitar obras de Ash de París, Interesnikazki de Rusia, Finok & Ise de Sao Paulo… y obviamente los sevillamos Logan, quienes han dejado su impronta en el barrio.

Ya en la SE-30, a la altura de Sevilla Este, se pueden ver pinturas de los artistas Piko, JoeKing, CN6 y Over+Drok en los muros parasonidos.

Gracias al apoyo de muchos vecinos zonas degradadas de los barrios se están convirtiendo en auténticos museos ala ire libre, como por ejemplo los transformadores de Endesa en Pino Montano o el parque de enfrente de la estación de Santa Justa.

Si quieres tener más grafitis de Sevilla localizados puedes visitar la página de Seleka, escritor y co-director de la galería de arte urbano Delimbo, organizadora junto a la Universidad de Sevilla de la exposición temporal Esto no es graffiti.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario