Los nuevos tranvías de Sevilla obligarán a realizar nuevas obras

En un breve período de 10 días la empresa CAF Santana, radicada en la ciudad jiennense de Linares, tendrá acabado el nuevo modelo de tranvía que se montará en la red de la ciudad, sin conexión directa a la red eléctrica y sin catenarias.

A principios de febrero llegará la primera unidad a la capital sevillana. Será la primera de cuatro unidades que viajarán hasta Sevilla, donde iniciarán un período de pruebas que puede culminar con su homologación en el mes de marzo, con pruebas nocturnas incluidas y que concluiría, posiblemente, con su puesta en funcionamiento para después de Semana Santa.

Los vagones de este nuevo tranvía serán 25 centímetros más estrechos. Se hace preciso pues el recrecimiento de los andenes en un total de 12,5 centímetros. No se trata de una operación difícil, afirman las fuentes del Ayuntamiento, pero en cualquier caso denotan una cierta precipitación o improvisación en el proceso de reimplantación de este sistema de transporte urbano.

Sólo tres años tras la puesta en servicio del tranvía, las estaciones entre Plaza Nueva y el Prado (así como la nueva de San Bernardo, que se ha adecuado a las nuevas dimensiones de los convoyes) tendrán de nuevo que estar en obras para realizar esta necesaria adaptación. Quizás no sea la última vez que esto se produzca.

Te puede interesar

Escribe un comentario