Pacto entre arroceros y empresarios ante el dragado del río

Los empresarios y los arroceros sevillanos han sellado la paz y se han unido para defender de manera conjunta ante el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente la necesidad del dragado del río que quiere el Puerto de Sevilla para la entrada de barcos más grandes y de soluciones para que esta obra con la entrada de más agua del mar no afecte al cultivo del arroz.

Ambas partes pedirán al Gobierno central que acelere el estudio de impacto ambiental del dragado y la modernización de los riegos del arroz.

El nuevo presidente de la Confederación de Empresarios (CES) Miguel Rus, quien también lo es de los arroceros, ha dejado clara “la necesidad de conciliar todos los intereses empresariales en juego y aunar esfuerzos para conseguir que la potenciación del Puerto de Sevilla sea un activo en el futuro desarrollo económico de toda la provincia”. Rus recalcó que el regadío y la actividad portuaria son compatibles siempre que se adopten todas garantías necesarias y que se salvaguarden los intereses de todos los sectores.

Por su lado, el director gerente de la Federación de Arroceros, Manuel Cano, explicó que después de 10 años de proyectos, el Ministerio está estudiando una nueva propuesta de la federación que permitiría el riego del arroz sin que le afecte la entrada de agua salada por el estuario ni el dragado.

Te puede interesar

Escribe un comentario