Casa Robles: un clásico que nunca pasa de moda

Los clásicos nunca pasan de moda y, en la mayoría de ocasiones, son una apuesta segura.  Después de una intensa jornada turística o de un día de intensa actividad para los sevillanos no hay mejor idea que darse un pequeño homenaje gastronómico en Casa Robles, uno de los restaurantes más míticos de la ciudad. Para ello deberás dirigirte al número 54 de la famosa calle Álvarez Quintero. Aquí, muy cerca de la Giralda se encuentra el establecimiento con más antigüedad. Más de medio siglo de experiencia lo avalan como un lugar perfecto para degustar los platos más exquisitos, mezcla de sabores: mitad tradición mitad innovación.

Si tienes hambre seguro que unas buenas chacinas de la Sierra de Huelva, una selección de marisco andaluz, una deliciosa carne a la brasa o un pescaio frito saciaran tu apetito. Casa Robles cuanta además con otro establecimiento en la calle Placentines, lugar en el que podemos disfrutar de una comida más informal elaborada a base de tapas y raciones: típicamente sevillano.

Y para completar la oferta nada mejor que Robles Aljarafe situado a apenas unos minutos de la capital. Su hermosa y amplia entrada decorada a la perfección con tinajas y plantas así como su amplio y lujoso interior lo convierte en el lugar perfecto para celebrar una ocasión especial o incluso realizar una cena en grupo.

Te puede interesar

Escribe un comentario